Soy profesor y hoy tenía clase a las diez.

Puntualmente entraron los chavales, conectaron sus máscaras respiratorias a la junta macrocinética de oxígeno y sus computadoras al vector 43 que correspondía a mi asignatura.

Una vez todos en línea, proyecté la primera fonoimagen y se quedaron encandilados…

-Hala, que pasada, que bonito, que color…

Los chavales daban rienda suelta a sus instintos.

Les expliqué:

-Chicos, esto tan bonito que veis en la imagen se llama to-ma-te

-A ver, todos juntos: to-ma-te

Anita que era muy curiosa, me preguntó,

-Lucas, ¿tu has probado el tomate?

-No Anita, yo no, pero mi abuelo me contó  que él si lo había probado cuando era niño y que el sabor era delicioso.

Y añadí,

-Y ahora viene lo mejor y es que hoy en la sala de degustación, todos tendréis sobre la bandeja, una pastilla Z3Φ que contiene sucedáneo de tomate incorporado a partir de los desarrollos gastroanalíticos del departamento de nutrición.

Y todos los niños y niñas sonrieron contentos y gritaron al unísono

-¡¡Bieeeeeeeeeeeen!!